Un duro llamado hizo la activista y embajadora de las mujeres, Natalia Ponce de León, tras conocer que un año después del asesinato y abuso sexual de la niña Yuliana Samboní, sus familiares no han sido reparados, por lo que pidió al Estado agilizar la ayuda para los padres de la menor, quienes aseguró que están siendo revictimizados.

Desde Medellín, Natalia Ponce lamentó que aunque el confeso asesino Rafael Uribe Noguera haya sido condenado a 58 años de cárcel, la reparación económica no avance de la misma manera. Recordemos que además de la pena privativa de la libertad, el asesino deberá pagar 1.600 salarios mínimos, equivalentoes a 1.200 millones de pesos, pero la familia aún no recibe la compensación.

"En el caso de Yuliana se hizo justicia pero no se ha reparado a su familia, va un año en que su familia fue abandonada completamente, el Estado no la ha reparado y lo tiene que hacer, no solo económicamente sino psicológicamente, porque fue una forma muy brutal en que perdieron a su hija. Yuliana es un angelito que vino al mundo a demostrar que no podemos seguir con esta violencia".

Las declaraciones de Natalia Ponce de León, quien lidera la lucha contra el maltrato a la mujer, se dan justo cuando se conmemora el primer año del asesinato y violación de Yuliana Samboní, un crimen que conmovió y movilizó a todo el país contra la violencia infantil y de género.