Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Éstas dos muertes violentas fueron cometidas con armas de fuego.
Foto archivo

En un terreno baldío del municipio de Remedios, nordeste de Antioquia, fue encontrado el cuerpo de Sara Luna Arbeláez,una menor 14 años que falleció luego de recibir varios ataques con arma blanca. Las primeras investigaciones apuntan a que el responsable sería un joven de 16 años, compañero de estudio de la víctima. 
 
El comandante de la Policía de Antioquia, coronel Giovanny Buitrago, indicó que el joven fue ubicado y se le encontraron algunas prendas impregnadas de sangre que serían de la víctima. Los hechos ocurrieron  en el sector conocido como Llanos de Córdoba de este municipio.

Lea también: Más de dos mil niños han sido encontrados pidiendo limosna en Transmilenio.
 
El coronel Buitrago indicó además que “en el lugar de los hechos hay algunos ciudadanos que dan información sobre el presunto responsable que es ubicado rápidamente con algunas prendas impregnadas de sangre”. 
 
Según varios habitantes de la zona, el responsable sería la pareja sentimental de la menor de edad asesinada, sin embargo esta información está siendo investigada, al igual que las causas del crimen. 
 
En menos de una semana se han reportado dos casos en los que niñas fueron asesinadas por otros menores de edad. El otro episodio fue accidental y ocurrió en Dabeiba. 

Lea también: Concejales del Caguán responsabilizan al Estado por muerte de niños en bombardeo.
 
Allí una jornada de caza terminó con el fallecimiento de una niña de 12 años, quien recibió un impacto de arma de fuego, cuando su acompañante activó de manera accidental una escopeta artesanal.
 
Según el coronel  Ricardo Pabón, comandante operativo de seguridad ciudadana de la Policía en esta región, explicó que cuando se dirigían a sus fincas, los menores vieron una culebra e intentaron matarla con la culata de la escopeta, en ese momento el arma se disparó y el proyectil impactó en el abdomen de Yiseily Restrepo Urrego.
 
El coronel Pabón manifestó que se está haciendo el acompañamiento a las familias y reiteró que se trata de un caso lamentable por descuido de los padres, que no debieron dejar al alcance de los niños el arma de fuego. 

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.