Cargando contenido

La escopeta era del padre de las niñas y no tenía permiso para porte.

Según la Fiscalía, hasta ahora se cometió un crimen en la capital antioqueña con una bala fabricada en Venezuela.
Según la Fiscalía, hasta ahora se cometió un crimen en la capital antioqueña con una bala fabricada en Venezuela.
Cortesía: RCN Televisión.

Hay conmoción entre los habitantes del municipio de Turbo en el Urabá antioqueño, luego de la muerte accidental de una niña de once años de edad, quien recibió un disparo de un arma de fuego, accionada por su hermana de diez años.

La tragedia ocurrió en una vivienda ubicada en zona rural de San Andrés de Tulapas, donde la menor tomó la escopeta utilizada por su padre para las labores de caza y en el momento en que las dos infantes jugaban con el arma, un proyectil cegó la vida de la mayor.

En medio del dolor que le causó la muerte de su hija, el padre, dueño de la escopeta, se presentó ante las autoridades y reconoció que el arma no tenía permiso para porte y que solo la utilizaba para cazar animales.

Lea también: Personero de Cartagena denunció alquiler de niños para explotación laboral.

El teniente coronel Edwin Ricardo Pabón Estupiñán, comandante operativo de Seguridad Ciudadana de la Policía Urabá, señaló que en este hecho hay acompañamiento por parte de uniformados de Infancia y Adolescencia de la institución  y de la Comisaría de Familia de Turbo.

Para evitar que se repitan hechos tan lamentables como este, el coronel Pabón Estupiñán, hizo un llamado a los padres de familia y adultos responsables de los menores para que tomen las medidas preventivas y no dejen armas al alcance de los niños.

Lea también: Alcalde de Medellín propuso aislar a cabecillas en "buque en altamar".

La escopeta quedó a disposición de la Fiscalía que avanza en la investigación para determinar las circunstancia reales en que murió la menor.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido