Una menor de 10 años que se encontraba de paseo en una finca del municipio de Copacabana, fue mordida por un perro Pitbull, según confirmó la Policía. Los hechos ocurrieron en la vereda Ancón de esa población del Norte del Valle de Aburrá, donde la niña de la familia Vanegas Molina recibió una lesión en los labios y fue remitida al hospital San Vicente Fundación donde le practicaron una cirugía. La menor vive con su abuela en el barrio Robledo de la capital antioqueña y estaba de vacaciones donde los familiares. El año pasado, la Policía Metropolitana atendió más de 80 ataques de animales potencialmente peligrosos en Medellín  y otros municipios cercanos y en la mayoría de los casos las víctimas fueron menores de edad.