En la Clínica del Norte recibe atención un niño de 11 años que  resultó lesionado por un proyectil no dirigido cuando transitaba por una calle del municipio de Bello. El estudiante de sexto bachillerato se dirigía con su hermana a una tienda en el barrio El Mirador para comprar un helado, donde fue alcanzado por una bala que le impactó la pierna izquierda a la altura del fémur y ya está fuera de peligro, confirmó el secretario de Gobierno local, Jairo Araque Ferraro. "Un niño de 11 años. Al parecer fue atacado en una de sus piernas por una bala perdida y se traslada a un centro asistencial donde manifiesta que tiene una herida en una pierna. Por fortuna no reviste gravedad porque lo rosa en su pierna", dijo el funcionario. En el sector donde ocurrió el hecho hace presencia el grupo de delincuencia  organizada Los Camacoleros, pero las autoridades adelantan la investigación para determinar quiénes fueron los autores de los disparos.