Cerca de 500 millones de pesos le cuesta diariamente a la concesionaria DEVIMED el cierre de la autopista Medellín Bogotá que ya completa más de una semana fuera de funcionamiento. Las autoridades continúan con las labores de remoción del material que quedó en la calzada luego del derrumbe controlado realizado el primero de enero. Como vía alterna está siendo utilizada la avenida Las Palmas que, luego de presentar un hundimiento leve estará habilitada para la operación retorno de este fin de semana. La gerente de Proyectos Estratégicos de la Secretaría de Infraestructura Física de Antioquia, Astrid Velásquez, dijo "Que como es operación retorno tendremos la unidireccionalidad o contra flujo, desde la glorieta del Alto de las Palmas, hasta Sajonía. El sentido será Rionegro - Medellín. Quienes vayan subiendo hacia el oriente deberán tomar vía a Llanogrande". Esta situación en las vías no solo afecta a los turistas, los camioneros manifiestan que ya  han perdido 10 mil millones de pesos, debido a que ahora deben pagar más peajes y las rutas se han hecho más largas. El director ejecutivo de ATC en Antioquia, Luis Orlando Ramírez, aseguró que los camioneros estuvieron trabajando hasta 20 horas diarias, sin embargo,  por el puente de reyes, hay restricciones de movilidad de carros de carga.