Cuando departía a las afueras de una taberna en el barrio Córdoba, noroccidente de Medellín, un grupo de personas fue atacado por dos hombres que iban en un taxi y dispararon indiscriminadamente  contra los asistentes.

Según las autoridades, Adrián Cano Gómez, de 33 años, murió en el lugar debido a las heridas con arma de fuego, mientras que tres personas quedaron heridas.

Las primeras investigaciones indican que un hombre intimidó con arma de fuego a un taxista para que se bajara y posteriormente, en el automotor,  llegó a los dos heridos  al Hospital Pablo Tobón Uribe. El taxi fue abandonado en el lugar.

Con 43 homicidio, 18 más que en 2015, la Comuna Robledo es la segundo más violenta de Medellín este año, solo superada por Candelaria, con 56 casos.

Este fin de semana también ocurrió otra balacera, esta vez, en el barrio Francisco Antonio Zea, donde en medio de una serenata, fue asesinada una mujer invidente y dos personas quedaron heridas. Los hechos fueron atribuidos a una retaliación entre los combos “Pájaro Azul” y “Pico-Pico”.