Cuatro hombres con armas largas  ingresaron al asentamiento de San Josesito de Apartadó, Urabá antioqueño, en busca del representante legal de la Comunidad de Paz, Germán Graciano Posso.

Según los pobladores, un paramilitar identificado como alias 'Arcadio' llegó primero con el pretexto de vender un poco de cacao a la comercializadora de la Comunidad de Paz y constatar la presencia del líder comunitario para asesinarlo.

Luego llegaron los demás hombre quienes hicieron repetidos disparos en la zona y dentro de la bodega. El líder comunitario ha recibido en los últimos meses varias amenazas en contra de su vida e integridad personal. 

El presidente de la Asociación Campesina de San José de Apartadó, Fredy Vidal, confirmó que en los forcejeos habría resultado un poblador herido, caso que es materia de investigación.

La Comunidad de Paz reclama al Gobierno Nacional y a la Fuerza Pública que cumplan con las garantías de seguridad en esa zona del Urabá antioqueño, que este año ha sufrido al menos tres incursiones armadas con hostigamientos, casas pintadas con mensajes de las Autodefensas Gaitanistas y homicidios de líderes sociales.