Cargando contenido

Cinco de los internos debieron ser trasladados a un centro médico por la complejidad de las lesiones.

Denuncian precarias condiciones en las cárceles.
Cortesía Personería

Con armas de fabricación carcelaria, como cepillos afilados y esferos, reclusos de la cárcel de Sonsón protagonizaron una riña que dejó como resultado nueve personas lesionadas. 

El comandante de la Policía en este municipio del oriente antioqueño, capitán Camilo Suaza, explicó que siete personas sufrieron heridas por armas cortopunzantes y dos más por contusiones.

Agregó que “cinco de los afectados fueron trasladados a un centro asistencial por la precariedad del consultorio de la cárcel y porque era necesario suturar las heridas”. 

Por su parte, el dragoneante Luis Alberto Pinzón, presidente del sindicato del INPEC, dijo que las investigaciones apuntan a que el enfrentamiento está relacionado con intentos de extorsión dentro del penal.

"Al parecer un grupo de internos se cansó de unas agresiones por parte de otro grupo, como golpes, extorsiones y demás, que querían cometer contra ellos y sus familias”. 

Pinzón sostuvo que en la cárcel de Sonsón hay un alto índice de hacinamiento que supera el 200%, “se supone que hay capacidad para 90 internos y en este momento hay más de 230, en un lugar que sólo tiene un patio como zona común”. 

El dragoneante insistió en la necesidad, no sólo de disminuir la cantidad de reclusos, sino también de aumentar el personal de guardia, ya que “al momento de la gresca sólo habían cuatro unidades de guardia y eso es preocupante, porque en este centro hay personal de alto nivel”. 

El comandante de la Policía local dijo que en los últimos días han sido trasladados hasta este municipio, reclusos de otras partes, sobre todo de Medellín, por lo que el INPEC insiste en un refuerzo de la seguridad. 

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido