Cargando contenido

Al igual que la Unidad Bernavento, estas edificaciones presentan fallas estructurales y deterioros por antigüedad.

Edificios Medellín
RCN Radio

Las cuatro curadurías de Medellín han autorizado ocho licencias de reforzamiento de edificaciones por fallas estructurales y deterioros por antigüedad en los últimos tres años

Así lo revela un informe de la Secretaría de Gestión y Control Territorial, que indica que la mayoría de estas construcciones está en el occidente y suroccidente de la ciudad. Entre ellas está Bernavento, en Loma de Los Bernal, que está en riesgo de colapso. 

Otras dos son vecinas en el barrio Calanzans y tienen en común que son de los mismos constructores de Space. Se trata de la Etapa 4 de Cerezos de Calasania y toda la Unidad Punta Luna 3, que están abandonadas y sin indicios de prontas labores de repotenciación. 

Don Jaime Cortes pagó 65 millones de pesos por el apartamento 12-01 en Punta Luna, que está diseñada con 181 residencias en 24 pisos y que en su mayoría no están terminados, mientras que los demás no pueden ser habitados. 

La constructora Bepamar les dice a los propietarios que están a la espera de un crédito bancario. Sin embargo, don Jaime se pregunta: si no les aprueban el préstamo, quién responderá por su vivienda que espera desde 2012. 

En Laureles está ubicado el lujoso Edificio La Merced. Los propietarios pagaron 500 millones de pesos por cada apartamento, que ya están terminado. Sin embargo, las fallas y deterioros se pueden evidenciar en la misma fachada. 

De hecho, los riesgos son tan inminentes que hoy por hoy no se puede ingresar ni siquiera a retirar los carteles de “se vende” puestos en las ventanas. 

Uno de los cuestionamientos en estas obras es el tiempo para reforzamiento, pues en entre uno y tres años tienen las licencias otorgadas y ninguna se ha concluido. 

El secretario de Gestión y Control Territorial de Medellín, José Nicolás Duque, sostuvo que sí hay unos periodos límites y que la Alcaldía hace un estricto seguimiento para que las constructoras les respondan a los propietarios. 

A diferencia de estas edificaciones, Bernavento no soportó el reforzamiento y por eso se dio la orden de demolición. 

El alcalde Federico Gutiérrez ya firmó el acta para que se haga una implosión de esta estructura, que está inclinada y visiblemente deteriorada. 

Encuentre más contenidos

Fin del contenido