Cargando contenido



La Gobernación de Antioquia confirmó que la desnutrición cobró la vida de ocho niños menores en el departamento en el 2017.

Esta cifra deja a Antioquia con una tasa de mortalidad por desnutrición infantil de 1.1, es decir, una muerte por cada 100 mil niños. A pesar de ello, es una reducción de más de un 50 por ciento en comparación con el 2016 cuando se registraron 17 fallecimientos de menores.

Sin embargo, el gerente del Programa de Alimentación de Antioquia, Maná, Hugo Díaz, señaló que en el Urabá y el Occidente antioqueño persiste el más alto número de casos de desnutrición, por lo que se implementarán acciones nutricionales.

Este riesgo es aún más latente porque el Ministerio de Educación hizo un recorte de 11 mil millones de pesos para el Plan de Alimentación Escolar, PAE, en Antioquia, donde 50 mil niños y jóvenes se quedarían sin este complemento nutricional y que, en muchos casos, es el único alimento con el que cuentan estos menores.

Las autoridades departamentales aún esperan que el Gobierno decida cómo se va a reformar el PAE y la designación de más recursos, pues  por ahora sólo se cuenta con presupuesto para atender durante 67 días a los niños, niñas y jóvenes en Antioquia.