Este domingo 21 de mayo se cumplen 15 años de la Operación Mariscal que realizó el Estado en la comuna 13 de Medellín, donde murieron 9 personas, entre ellas  tres niños y otros 40 civiles resultaron heridos. La abogada Adriana Arboleda de la Corporación Jurídica Libertad, aseguró que este operativo que dejó cerca de mil víctimas, entre diferentes tipos de agresiones, está en la impunidad, porque no hay condenas penales contra los responsables, que son en su mayoría agentes del Estado. Recordó la jurista, que la Nación fue condenada como responsable de la muerte de Martha Janeth Correa y de Yiseth Adriana Tascón Olarte, estudiante de 11 años impactada por bala de fusil. Se comprobó que hubo uso desmedido de la fuerza por parte de las autoridades  que contaron con el apoyo del bloque Cacique Nutibara de las autodefensas, lideradas por alias Don Berna. Por esta intervención que realizaron las Fuerzas Armadas, el  21 de mayo de 2002, para capturar supuestamente a las milicias urbanas, la Procuraduría destituyó e inhabilitó por cinco años, a quien era el comandante de la Policía Metropolitana para la época de los hechos, General José Leonardo Gallego y al comandante operativo,  coronel Álvaro Botero Mejía, quienes violaron las normas del Derecho Internacional Humanitario.