Cargando contenido

Foto Alcaldía de Medellín


Aunque el balance de la intervención hasta ahora realizada en el Parque Berrío es calificada como positiva, el alcalde de Medellín afirmó que aún no se puede decir que esta zona es 100 por ciento segura, por eso los operativos contra de la delincuencia seguirán.


Al cumplirse un mes de la intervención realizada en el Parque Berrío, el balance que entregan las autoridades es de 162 capturados, 13 kilos de estupefacientes incautados y dos estructuras dedicadas a la extorsión desarticuladas.


De acuerdo con el comandante de la Policía Metropolitana, general José Gerardo Acevedo Ossa, la presencia policial en el sector es y será permanente, y agregó que "tenemos en cada parque, alrededor de 22 policías en diferentes especialidades y vamos a continuar de forma permanente y lógicamente necesitamos estar acompañados del resto de la institucionalidad, y es lo que el alcalde ha dicho y ha prometido".


Por su parte, el alcalde Federico Gutiérrez aseguró que la intervención que se lleva a cabo en los parques Berrío, Bolívar y Plaza Botero hace parte de la primera fase de la recuperación del centro. Una tarea con la que se busca eliminar el control que ejercen las bandas delincuenciales en esta zona.


"Vamos paso a paso, esta es una de las fases de recuperación del centro de la ciudad, y estos parques deben ser para el disfrute ciudadano, no para el control del crimen organizado, no para que se extorsione o se expenda y consuma droga, ni mucho menos para que se dé explotación de menores de edad. Por eso estamos acá como Alcaldía, con todas las entidades para tomar acciones integrales", añadió Gutiérrez


Estas declaraciones fueron dadas por el alcalde de Medellín y el comandante de la Policía Metropolitana durante un recorrido por el Parque Berrío, donde vendedores informales mostraron su inconformidad por la intervención realizada.


Ante los reclamos, Federico Gutiérrez les aseguró que la próxima semana se reunirá con ellos para hallar soluciones conjuntas, que permitan enfrentar esta problemática social.


En su discurso, el alcalde dijo de manera enfática que la institucionalidad no se va a ir del parque ni del centro porque en Medellín quienes deben sentir miedo son los criminales y no los ciudadanos.