Grupos armados amenazaron a 10 comunidades en 5 municipios del Bajo Cauca.

En vez de mejorar, la situación humanitaria empeora en el Bajo Cauca antioqueño. En las últimas horas, 8 familias indígenas de la comunidad Campanario llegaron desplazadas el Hogar de Paso de Cáceres, donde otras 22 familias habían llegado desplazadas hace 3 días. Desde hace 3 meses, en ese lugar se brinda atención a las más de 2 mil personas que se han desplazado por amenazas de grupos armados.

La situación aumentó el temor, pues aunque 450 personas habían retornado a sus hogares, otras 30 familias se desplazaron. La gerente indígena de Antioquia, Llanedt Martínez, advirtió que los problemas de orden público ya no solo afectan a Cáceres, sino a Caucasia, Tarazá, El Bagre y Zaragoza.

"Continuamos con desplazamientos de las familias indígenas, tenemos nuevas familias desplazadas. Tenemos 30 familias afectadas de la comunidad Campanario. Los indígenas en los 5 municipios continúan en riesgo por todos los problemas de orden público que se están presentando en la subregión".

Según la gobernación, son 10 las comunidades indígenas que se ven afectadas por las amenazas de los grupos armados en 5 municipios del Bajo Cauca antioqueño. La cifra de desplazados en el último trimestre supera las 2 mil 200 personas, quienes fueron atemorizadas por hombres armados que arribaron en motocicletas, advirtiendo posibles combates entre el Clan del Golfo y el ELN. 

Encuentre más contenidos

Fin del contenido