Como una “selva”, calificó la Personería de Medellín, las condiciones infrahumanas en las que viven los 2 mil 400 internos de la cárcel Pedregal, que tiene una capacidad para mil 200 personas. Una situación similar ocurre en Bellavista, donde el hacinamiento alcanza el 33 por ciento.

El personero de Medellín, Guillermo Durán Uribe, aseveró que en las estaciones de Policía Candelaria, Aranjuez y Laureles, hay una sobrepoblación del 350 por ciento. La gente duerme en pasillos y pasan hasta un año en un lugar destinados para estar máximo 36 horas.



Durán Uribe criticó que se estén trasladando internos de las cárceles y calabozos de Medellín a centros penitenciarios de otros municipios antioqueños. Instó a la Alcaldía y al Gobierno Nacional, a buscar una solución definitiva.



En el pabellón de mujeres de Pedregal la situación es menos dramática. Hay mil 254 internas, que representan un hacinamiento del 2 por ciento.

Para el Ministerio Público, solucionar la crisis carcelaria tiene que ser una de las prioridades de las autoridades el próximo año, debido a la violación sistemática de derechos humanos que ocurre en estos lugares.