Esta semana el Tribunal Superior de Medellín debe dar su veredicto con respecto a la tutela que interpuso el personero de la ciudad, Guillermo Durán Uribe, por el hacinamiento y las condiciones infrahumanas en que se encuentran los reclusos del pabellón de paso de la cárcel El Pedregal.

El representante del ministerio público espera que el fallo beneficie a los internos, reubicándolos.

Agregó que recurrió a este mecanismo porque no hay voluntad política para resolver esta situación que pone en riesgo la salud y bienestar de los reclusos.  Y que tomó esa decisión luego de recorrer ese pabellón que alberga unas 800 personas cuando su capacidad es para 40.

Debido a las condiciones en las que viven los internos, Durán Uribe comparó ese pabellón con uno de los campos de concentración Nazi, es más,  afirmó que por lo menos los internos de esos campos sabían que iban a morir, mientras que los reclusos deben vivir arrumados, soportando las altas temperaturas que por estos días afectan el país y lo peor sin saber qué les depara el futuro.