Ni el aguacero que se presentó durante la madrugada de este primero de diciembre, impidió que en Medellín se quemara pólvora, durante la tradicional alborada. Pese a las campañas, hay quienes hicieron caso omiso a las advertencias de las autoridades y el ruido de estos juegos pirotécnicos, perturbó la tranquilidad del inicio de la Navidad. Según las autoridades, dos personas resultaron heridas por manipulación de pólvora. El primer caso se reportó en Aranjuez, un  hombre de 59 años de edad, se quemó los dedos de su mano derecha, ojos y parte de su rostro. En el segundo caso, un joven de 29 años en Bello, Norte del Valle de Aburrá, resultó herido en una de sus manos. Entre tanto, las autoridades reportaron el decomiso de una tonelada de pólvora en varios operativos realizados en las comunas nororiental y noroccidental de la ciudad. El comandante encargado de la Policía Metropolitana, coronel Juan Carlos Rodríguez, explicó continúan los operativos y las campañas de prevención, para que sean más quienes tomen conciencia sobre el peligro que representa el uso de la pólvora.

Pabellón de Quemados

Durante el año, las Unidades de Quemados del hospital San Vicente Fundación de Medellín, se mantuvieron con una tasa de ocupación por encima del 95 por ciento. El cirujano Marco Hoyos Franco, confirmó que no hay camillas disponibles para atender a personas quemadas, ni en los pabellones de adultos e infantil.

Hoyos Franco explicó que en total son 37 camas disponibles, las 17 de la Unidad de Quemados de Adultos y las 15 de la Unidad de Quemados Infantil, están todas ocupadas.

Según el Hospital San Vicente Fundación, la mayoría de los pacientes de estos pabellones, se queman con líquidos calientes, con quemaduras de segundo y tercer grado.