Plantón Hospital San Vicente Fundación

Como paños de agua tibia, catalogaron los voceros de los Hospitales y Clínicas de Antioquia, las medidas del Gobierno nacional para afrontar la crisis de grandes proporciones que afecta el sector de la salud.

Durante un plantón hoy en horas de la mañana, con la consigna “Sin salud no hay paz” trabajadores del sector salud y comunidad en general, exigieron  al gobierno nacional medidas de choque contundentes para que por falta de recursos no se sigan cerrando más servicios, despidos de personal y hasta un cierres definitivos.

"No es una crítica  todos queremos un nuevo país, pero no podemos concebir un país sin salud,que nos ganamos con un cese al fuego en los campos si ya los muertos no van a ser por parte de los narcoguerrilleros y de las bandas criminales sino porque se van a morir en los hospitales de todo el país por falta de los elementos para brindarles atención, sin salud no hay paz" afirmó el gerente del Hospital Universitario San Vicente Fundación Juan Manuel Sierra Jones, lugar donde se realizó uno de los plantones. 

El doctor Sierra Jones recalcó que los planes implementados por el Gobierno Nacional aún no se han cumplido y eso se ve reflejado en el aumento de la cartera, además recalcó que los planes de choque que han anunciado son una falacia y a la fecha ninguno se ha cumplido.

Ejemplo de la crisis en Antioquia son la IPS universitaria que ha cerrado algunos servicios en Clínica León XIII, al igual que la Clínica SOMER en Rionegro Oriente antioqueño, donde fue cerrado todo un piso del área de hospitalización por no tener recursos para su sostenibilidad. De acuerdo con los voceros en muchos hospitales están escaseando insumos vitales para la prestación de servicios de manera segura y adecuada para los pacientes.

Desde esta mañana con el hashtag #SinSaludNoHayPaz a través de redes sociales, los ciudadanos se unieron a esta protesta para exigir al Gobierno Nacional una solución.

El plantón desde la Clínica Soma de Medellín

El plantón “Sin Salud No hay Paz” también se vivió en la clínica Soma en el centro de Medellín. El personal médico y administrativo salió a la calle, y en el cruce de la Playa con la Avenida Oriental protestaron porque la deuda que las EPS tienen con clínicas y hospitales supera a 31 de marzo los 1.7 billones de pesos.

Juan Carlos Aguirre, director médico de la Clínica Soma explicó que el Gobierno Nacional tomó unas medidas que probablemente solucionarían a largo plazo la crisis, pero añadió que no son suficiente porque no solo la buena voluntad remedia la inasistencia que atraviesan los colombianos.

Aunque la crisis en parte es por vacíos financieros, la situación tomó un carácter social porque la crisis afecta a cualquier colombiano que necesite asistencia médica. No hay recursos para darle continuidad a tratamientos y los servicios en salud no autorizan medicamentos o citas con especialistas.

El plantón por la crisis social de la salud se realizó en la Clínica Somer, Serviucis, Centros Especializados y San Vicente Fundación en Rionegro.  En Medellín en la Clínica Universitaria Bolivariana, CardioVid, Clínica Medellín, Soma, Hospital Pablo Tobón Uribe, y Hospital Universitario San Vicente Fundación.