Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Polémica por IPS que obliga a médicos a atender pacientes en 10 minutos

La IPS Viva 1A asegura que las consultas de 10 minutos sí están permitidas. Supersalud aclara que no hay tiempos límites, siempre y cuando haya una atención óptima para el paciente.

Foto archivo salud. Foto. René Arboleda.



Personal médico en Antioquia denunció que la IPS Viva 1A, que presta los servicios de salud a los afiliados de la Nueva EPS en Medellín, estaría obligando a los profesionales de la salud que laboran allí a atender un promedio de tres pacientes diarios en 10 minutos por fuera de la agenda normal.

Un trabajador de esta IPS y quien pidió reserva de su identidad señaló que lo habitual es que cada 20 minutos se atienda un paciente, según lo dicta la norma colombiana, lo que no se está cumpliendo.


Tras conocer la denuncia, César Sánchez, gerente de Asuntos Corporativos de esta IPS de origen barranquillero, sostuvo que estos usuarios de la Nueva EPS, que es a la única que se le presta el servicio en la capital antioqueña, son asignados al final de la jornada y dentro del turno de los médicos.


Defendió su operación y sostuvo que está permitido atenciones cortas para lectura de exámenes a los pacientes.



Sin embargo, una de las agendas de los médicos que denunció esta práctica refleja que al inicio de su jornada le ponen pacientes, por ejemplo, el primero a las 7 de la mañana, 20 minutos después al segundo, un tercero a  las 7:30 y el siguiente a las 7:40 de la mañana.


Lo que muestra que entre consultas ubican a un usuario que, según las denuncias, en ocasiones no va sólo a lectura de exámenes sino a ser atendido común y corriente. Lo que los galenos aseguran que en 10 minutos no se hace una atención idónea.


Por su parte, el superintendente delegado para la Protección del Usuario  de la Superintendencia de Salud, Adolfo Valera, aclaró que no hay definido un protocolo que establezca un tiempo mínimo o máximo para atender un paciente. Sin embargo, se debe garantizar la atención óptima y que no por estar con límites se hagan procedimientos erróneos.




Otra de las prácticas que se denunció de parte del personal de salud es que en la IPS Viva 1A se pone a un médico general a recibir a un paciente como si fuese un especialista.

Según SuperSalud, esto está permitido porque hay un modelo de atención virtual en el que el especialista no necesariamente tiene que estar presente y, en cambio, “el general se convierte en los ojos y manos de este”.