Personal de la Policía Nacional dio muerte en un enfrentamiento a Fernando Oquendo Estrada, jefe de escoltas de Dairo Antonio Úsuga, alias Otoniel, del Clan del Golfo en San Pedro de Urabá, Antioquia.

Autoridades revelaron que Oquendo Estrada era el encargado de manejar la seguridad de alias Otoniel y administrar los laboratorios para el procesamiento de cocaína en los departamentos de Antioquia y Córdoba.

Igualmente Fernando Oquendo dirigía en el Clan del Golfo todo lo relacionado con la logística y consecución de armas y municiones.