Foto: Cortesía Policía Antioquia

  Con 18 años de experiencia criminal en el Bloque Elmer Cárdenas de las Autodefensas y en el Clan del Golfo, Jaime Alberto Quintero, más conocido en la ilegalidad como alias El Zarco, se había convertido en el cabecilla encargado de recuperar los cultivos ilícitos que abandonaron las Farc en el norte de Antioquia. El coronel Wilson Pardo, comandante de la Policía en el departamento, explicó que alias El Zarco fue capturado gracias a las labores de un policía de inteligencia que se infiltró en el esquema de seguridad del capo. El delincuente sería responsable de asesinar a Juan Fernando Amaya, indultado del Frente 18 de las Farc en Ituango, norte del departamento. La muerte violenta del indultado de las Farc estaría relacionada con la intención que tiene el Clan del Golfo de controlar los cultivos de coca y marihuana que estaban bajo dominio de la guerrilla. El indultado asesinado había salido el 12 de diciembre del 2016 de la cárcel Bellavista de Medellín, con el fin de reintegrarse a la vida civil. Tras la muerte del guerrillero, cinco mujeres se desplazaron de esa localidad, supuestamente por amenazas de la banda criminal. Un grupo de fiscales se desplazó a Ituango para investigar las intimidaciones contra los desmovilizados del frente 18 de las Farc.