El ataque con arma de fuego ocurrió en una discoteca en el corregimiento de San Antonio de Pereira en Rionegro, Oriente de Antioquia. En los hechos murió un hombre y otras dos personas resultaron heridas de gravedad.

"Gracias a la recompensa ofrecida de 20 millones de pesos por las autoridades y el sistema de cámaras de vigilancia del municipio, la policía logró individualizar a los dos presuntos responsables de este homicidio" señaló el alcalde de Rionegro Andrés Julián Rendón.

De acuerdo con el comandante del Distrito Oriente de la Policía Nacional, coronel Luis Fernando Muñoz,  la primera hipótesis que se maneja es que el ataque habría ocurrido por temas pasionales.