Un derrumbe dañó los mesones del restaurante escolar del colegio de Andagoya, en Medio San Juan, en Chocó, lo que obligó a realizar la limpieza de los utensilios  en el suelo. El supervisor de Saneamiento de Chocó, Raimundo Córdoba, explicó que cerró temporalmente el restaurante, porque consideró que esta práctica ponía en riesgo la salubridad de los alimentos que consumen los niños. "El lavado de los platos sí lo tenían que hacer con baldes, en el piso, por eso se tomó esta decisión, la cual va a estar vigente hasta que las directivas y el operador realicen los trabajos, a satisfacción de la Secretaría de Salud de Chocó", explicó el funcionario. Para continuar con la entrega de la alimentos, las directivas del colegio buscan reubicar a los 360 estudiantes de secundaria afectados por el cierre del restaurante escolar, explicó Raimundo Córdoba. "El colegio tiene una sede al lado, de primaria, donde podrían preparar los alimentos mientras se supera la dificultad en las instalaciones de secundaria", explicó el supervisor de Saneamiento. De acuerdo con la Defensoría del Pueblo, en Chocó hay serias irregularidades en la contratación de los restaurantes escolares, en la manipulación de los alimentos y en las instalaciones donde comen los niños.