Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Con maquinaria amarilla tratan de remover los escombros que obstruyen la vía.
Con maquinaria amarilla tratan de remover los escombros que obstruyen la vía.
Cortesía: Invías.

Por la caída de rocas, ramas y lodo, ocasionado por las fuertes lluvias, la autopista Medellín-Bogotá, a la altura de Cocorná, oriente del departamento, completó catorce horas cerrada. Según el Instituto Nacional de Vías, (Invías), el cierre es en el kilómetro 14+900, justo en la entrada al municipio.

La vía continúa cerrada debido a que no se ha podido realizar el levantamiento del material que obstruye el paso de vehículos. Por ahora, se pueden usar las vías alternas por Cisneros y Puerto Berrío.

Lea también: Alerta por 60 nuevos casos de COVID en la cárcel de Apartadó, Antioquia

Mientras tanto, el equipo del Invías tratan de retirar el material del derrumbe para recuperar la movilidad de la vía Santuario-Caño Alegre. Los trabajos continuarán siempre y cuando las condiciones climáticas y de seguridad lo permitan.

Lluvias en Antioquia

Por probabilidad de deslizamientos en zonas inestables y de alta pendiente e inundaciones en ríos y quebradas, cien municipios antioqueños están en alerta amarilla y naranja.

De acuerdo con el reporte del Departamento de Gestión del Riesgo, (Dapard), las regiones que deben tener mayor precaución son el Suroeste, Oriente y Urabá. 

Entre tanto, se recomendó a las autoridades de cada municipio, activar los Comités de Gestión del Riesgo para prevenir emergencias que puedan afectar a las familias. 

Alerta en Envigado

Las cuencas de las quebradas La Ayurá, La Mina, La Cien Pesos y Las Palmas fueron identificadas como puntos críticos debido a que podrían presentar inundaciones en Envigado, Sur del Valle de Aburrá, tras las fuertes lluvias. Además, por posibles deslizamientos en zonas inestables y de alta pendiente.

Le puede interesar: Concejales del Centro Democrático se declaran en oposición a Daniel Quintero

La jefe de la Oficina de Gestión del Riesgo, Carmen López Valderrama, dijo que con la alerta naranja se convocó a las autoridades a prepararse ante posibles ocurrencias de fenómenos amenazantes generados por la temporada de lluvia, como lo son deslizamientos, inundaciones, desbordamientos de quebradas y represamientos en laderas del municipio.

Con el Consejo Territorial de Gestión del Riesgo, continúa con la realización de las obras de mitigación en los puntos identificados como críticos, con el propósito de poder actuar de manera inmediata y evitar emergencias graves.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.