Cargando contenido

Foto: Cortesía.



Cinco pacientes han tenido que ser atendidos por la infección de leishmaniasis en los últimos días en Apartadó, Urabá antioqueño.

En lo que va de este 2018, ya se registra más de un 20 por ciento del total de 24 casos atendidos en todo el año pasado en esa localidad, lo que ya prendió las alarmas por posible brote del mosquito que produce esa enfermedad tropical y que causa graves heridas en la piel.

Según la coordinadora de la Dirección de Salud Pública de la Alcaldía de Apartadó, Milena Jiménez, las intensas lluvias en la zona han propiciado que estos mosquitos se afloren, por lo que ya se han aumentado las fumigaciones para evitar también brotes de dengue o malaria.

Otra de las preocupaciones es que los casos de leishmaniasis ocurrieron en zonas cercanas a la zona urbana, a pesar de que es un mosquito con presencia en el área selvática.

Por lo que la Alcaldía de Apartadó reitera a las comunidades evitar las concentraciones de líquidos que proliferan estos mosquitos.