Cargando contenido

Cortesía



Las intensas lluvias que afectaron las operaciones aéreas en Antioquia aplazaron el esperado encuentro entre el presidente de la Agencia Nacional de Infraestructura, Dimitri Zaninovich y el gobernador de Antioquia, Luis Pérez. Tras reactivarse las operaciones aéreas, los funcionarios adelantan a esta hora una hermética reunión junto al ministro del Interior, Guillermo Rivera, quienes darán a conocer cuál será el futuro de los tres polémicos peajes que el Gobierno Nacional pretendía poner a funcionar en Urabá.

En el encuentro participan los cuatro alcaldes de Apartadó, Carepa, Chigorodó y Turbo, cuyos municipios apenas se recuperan de la ola de violencia que generó el funcionamiento de 2 de los peajes, los cuales quedaron reducidos a cenizas tras los disturbios.

Aunque el gobernador de Antioquia propuso unificar las 3 casetas en un solo peaje, el alcalde de Apartadó, Eliécer Arteaga, sostuvo que la solución que más clama la comunidad es que estos sean reubicados por fuera del Eje Bananero, sin afectar la movilización entre los 4 municipios que están separados por una distancia de tan solo 40 kilómetros.

En su discurso televisado, el gobernador de Antioquia propuso que la unificación de los 3 peajes en uno solo, también exima del pago a las personas de estratos bajos y establecer tarifas diferenciales para los vehículos con placas matriculadas en  los cuatro municipios impactados.

Los alcaldes del Eje Bananero recordaron que los habitantes no se oponen al pago de peajes, sino a que estos estén ubicados al interior de los municipios. Por eso, la solución sería que las casetas estén antes o después de ingresar a la principal zona platanera del país.