Un Presunto ladrón quien pretendía hurtar una cadena de oro, murió a manos de un policía vestido de civil en un local comercial del barrio Calasanz, Occidente de Medellín.

Se estableció que  la víctima, identificada como Cristián David Montoya Osorio, de 26 años, intimidó con arma de fuego a uno de los clientes que se encontraba en el sitio, al percatarse de la situación un intendente de la Policía sacó su arma y le disparó en varias ocasiones, así lo precisó el comandante de la Policía Metropolitana, general José Gerardo Acevedo Ossa.

Aunque el presunto delincuente intento correr, el joven cayó metros más adelante. Unidades de la institución lo socorrieron y pese a llegar con vida al hospital Pablo Tobón Uribe, galenos no pudieron salvarle la vida.

Sobre la utilización del arma de fuego, el uniformado manifestó que era de dotación y la tenía a  la mano por las constantes amenazas que era objeto.