Cortesía Dapard/Primeras ayudas humanitarias para damnificados en Murindó, Antioquia.


Una comisión del Departamento Administrativo de Gestión del Riesgo (Dapard) aterrizó en helicóptero en el municipio de Murindó, Urabá antioqueño, para entregar las primeras dos toneladas y media de alimentos para las familias más damnificadas.


En esta localidad, 800 hogares se vieron afectados por las inundaciones ocasionadas por el desbordamiento del río Atrato.


Según el capitán René Bolívar, coordinador del Área de Manejo de Emergencias del Dapard, se entregaron 100 kit de alimentos y el próximo martes se llevarán toldillos y colchonetas.



En contraste a Murindó, en Vigía del Fuerte, también en el Urabá, 750 hectáreas de cultivos fueron destruidos y hay 1.300 familias damnificadas que no han recibido ningún tipo de ayuda, sobre todo porque las calles están bajo el agua, como lo manifestó la secretaria de Planeación Local, Leidy Zarit Palacios.


En este momento en Antioquia, todos los municipios que se encuentran en las cuencas de los río Cauca y Atrato están en alerta roja por riesgo de crecientes súbitas.