Los dos implicados aceptaron cargos y fueron enviados a prisión.

Por el homicidio de un menor de 16 años con una tabla con clavos que traspasaron las partes más sensibles del cuerpo, descargas eléctricas en los genitales y golpes con un bate de béisbol, tres integrantes de la banda conocida como “Los de Infierno”, fueron enviados a prisión.  

El atroz crimen ocurrió la madrugada del 26 de marzo de 2016, cuando hombres armados dejaron el cuerpo de adolescente en las afueras de la casa de una tía suya, en el barrio Belén Las Violetas.

Varias horas después, Daniel Estiven López López, otro joven que había sido secuestrado con el menor de edad, ingresó a un hospital con graves signos de tortura.

Los responsables del ataque criminal hacen parte de una banda conocida como “Los del Infierno”, quienes pretendían castigar a los jóvenes por un supuesto hurto, dijo el director Seccional de Fiscalías de Medellín, Raúl González Flechas, al indicar que las fotos forenses evidenciaron la brutalidad de las torturas aplicadas a las víctimas.

Carlos Andrés Gómez Lopera, alias Carlangas, Edison Arley Castaño Ardila, alias Hollín, habrían participado en otros tres casos de tortura, explicó el funcionario.

En este proceso recibieron medida de aseguramiento por los delitos de homicidio agravado, tentativa de homicidio agravado, doble secuestro simple, doble tortura agravada y concierto para delinquir agravado. Podrían enfrentar hasta 60 años de prisión.

Encuentre más contenidos

Fin del contenido