Cargando contenido

Foto RCN Radio


Un capitán y un teniente de la Brigada 17 del Ejército con sede en el Urabá antioqueña, participaron en el homicidio en persona protegida de un estudiante universitario, lo que motivó la Procuraduría a solicitar el retiro definitivo de las Fuerzas Militares.


Los hechos que comprometen a los oficiales, Benjamín Hernández Otálvaro y Guillermo León Montalvo Guisao, ocurrieron el 14 de mayo de 2005, en Apartadó, en un caso de falso positivo.


Ese día, los uniformados reportaron la muerte del estudiante de ingeniería química, Jhonatan Guzmán Lopera, como resultado de un enfrentamiento con integrantes del quinto frente de las FARC.