Los sargentos Juan Carlos Bedoya Ortíz  y Ferley Ocampo Yarce serán destituidos por orden de la Procuraduría a causa de la ejecución extrajudicial de un campesino en Apartadó, Urabá Antioqueño.   Los hechos ocurrieron el 14 de agosto de 2011, cuando el labriego Luis Arturo Castro Murillo fue retenido en un retén militar y, al día siguiente, las fuerzas militares  lo reportaron como guerrillero del Frente 5 de las Farc, muerto en un supuesto combate con las tropas de las Brigada 17 del Ejército Nacional. Aún así, la justicia penal militar absolvió a los dos suboficiales por falta de pruebas en la investigación por el homicidio del labriego.