En menos de una semana dos mandatarios antioqueños han sido separados del cargo.

El alcalde de Segovia, Gustavo Alonso Tobón Vélez, fue suspendido del cargo durante seis meses por irregularidades en la contratación pública, según un fallo de primera instancia proferido por la Procuraduría Provincial de Puerto Berrío.

La investigación determinó que el mandatario violó el régimen disciplinario, al firmar un contrato de manipulación de alimentos con una hermana de su esposa, lo cual está abiertamente prohibido por la ley.

En una breve declaración, Tobón Vélez confirmó la suspensión y agregó que estudia con su abogado la posibilidad de apelar el fallo ante la Procuraduría Regional de Antioquia, antes de finalizar esta semana.

De quedar en firme esta decisión del Ministerio Público, el Partido Conservador, que le dio el aval a Gustavo Alonso Tobón, presentará una terna al gobernador, Luis Pérez Gutiérrez para nombrar un alcalde encargado por seis meses.

Este es el segundo mandatario antioqueño sancionado por la Procuraduría, en la última semana, pues el alcalde de El Bagre, Ángel Mesa Castro, fue suspendido por tres meses por presuntas irregularidades en la ejecución de un contrato para el alumbrado público, que tuvo un costo de $5.441 millones.

Fuente

Encuentre más contenidos

Fin del contenido