Cargando contenido

En otro caso, la Fiscalía anunció el hallazgo con vida de una mujer reportada como desaparecida en Medellín.

Desaparecido
Cortesía Familia

Con el pasar de los días, crece la angustia en la familia de Andrés Felipe Arismendy Castaño, quien desapareció desde el miércoles 4 de marzo, cuando abordó un taxi en un taller de mecánica en el barrio Machado de Bello.

Ese día, el hombre de 34 años y padre de dos niñas estaba reparando su carro en el que movilizaba materiales de construcción para un depósito que tiene en compañía con un primo.

Lea además: Con signos tortura abandonaron un cadáver en vía pública de Medellín

Marisol Muñoz Barrera dijo que su esposo nunca se ausenta de la casa sin avisar para donde va, por lo que toda la familia está muy preocupada. Además, no han recibido ninguna comunicación y tampoco hay rastro de su paradero. La Fiscalía activó el mecanismo de búsqueda urgente con alertas en hospitales, Medicina Legal, terminales de transporte, estaciones de Policía y Personerías.

Según relató Marisol Muñoz Barrera, su compañero sentimental, Andrés Felipe Arismendy Castaño, en un hombre trabajador que no tiene problemas con nadie, ni ha recibido amenazas de muerte. La señora pidió a las personas que tengan información del paradero de su esposo, que se comuniquen con el celular, 301 568 8857.

Entretanto, para la familia de María Dolly Orrego Seguro, reportada como desaparecida  el cuatro de marzo en la Terminal de Transportes del Sur de Medellín, el drama terminó este fin de semana cuando la Fiscalía la encontró con vida.

Lea también: Por aire y tierra buscan a reconocido cafetero desaparecido en Antioquia

Uno de sus familiares confirmó la información y manifestó que María Dolly se encuentra bien y será sometida a chequeos médicos.

La mujer de 59 años de edad, tendrá que comparecer ante el Grupo de Desaparecidos del Cuerpo Técnico de Investigaciones de la Fiscalía Seccional Medellín, con fin de entregar información sobre las circunstancias que rodearon su desaparición.

Cabe recordar, que las autoridades identificaron como Julio César Albanes Restrepo de 26 años de edad, al joven que estaba desaparecido desde el 28 de febrero en la capital antioqueña y cuyo cadáver en avanzado estado de descomposición fue hallado en la vereda El Picacho del corregimiento San Cristóbal.

Fuente

Alerta Paisa

Encuentre más contenidos

Fin del contenido