Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

mctorres
Protesta en Tarazá
“Los negocios se están cayendo y están cerrando sus puertas", dijo uno de los comerciantes.
Foto: Cortesía

Cientos de comerciantes y habitantes de Tarazá salieron a las calles de Tarazá, para protestar por la parálisis económica en la que está sumido el municipio del Bajo Cauca.

Por la nueva alerta roja, los negocios completaron cuatro días cerrados. La compra y venta de bienes y servicios, así como la mano de obra local están detenidas. Las pérdidas son millonarias.

Alex Vitar Garrido, propietario de una ferretería, aseguró que llevan un mes en zozobra, al no saber cuándo podrán reabrir definitivamente los locales y estar seguros en sus casas. Las ventas se han reducido en un 60 por ciento.

“Los negocios se están cayendo y están cerrando sus puertas. La producción está detenida. El comercio en todo Tarazá ha disminuido sus ventas e ingresos  en más de un 60 por ciento. Nosotros hemos tenido que cerrar tres veces en el último mes”, señaló.

Si hay una creciente del río Cauca, el agua llegaría a Tarazá en dos horas  y diez minutos e inundaría el casco urbano. Por eso, muchos comerciantes que tienen sus negocios en estas zonas de peligro, decidieron llevarse la mercancía, las vitrinas y la maquinaria, y desocupar los locales.

Tardará meses: EPM

El gerente del Grupo EPM, Jorge Londoño de la Cuesta, aseguró que la empresa ha comunicado oportunamente las diferentes alertas en Hidroituango, desde que se taponó el túnel hasta los recientes movimientos de la montaña. Advirtió que superar la emergencia tardará varios meses.

Londoño de la Cuesta señaló que aunque es posible que haya un derrumbe de la montaña que ponga en riesgo de la presa, las condiciones actuales les hacen pensar que las probabilidades son bajas.

Por crisis en Hidroituango, la alerta sigue siendo roja en Puerto Valdivia, Tarazá y Cáceres, debido a los nuevos movimientos de tierra en la parte alta de la montaña. Sin embargo, EPM informó que el proyecto aún “está vivo”, pues las condiciones estructurales de la presa son estables.

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.