Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Qué pasó con Salgar 4 meses después de la tragedia que produjo una avalancha





Cuatro meses después de la tragedia que produjo un avalancha y dejó decenas de muertos, cientos de damnificados y una población prácticamente destruida, RCN La Radio regresó al municipio de Salgar, Antioquia, y averiguó qué pasó con sus habitantes.

Mientras que las autoridades avanzan en los trabajos para reconstruir el pueblo, sus habitantes se esfuerzan por recuperar su vida y superar los traumas que les dejó la tragedia.

Es el caso de Jhon Edison Restrepo, un profesional en Comunicaciones, quien es quizá una de las personas de Salgar que más encarna el dolor que la quebrada La Liboriana sembró durante la madrugada del 18 de mayo, en ese territorio del Suroeste antioqueño donde habitan cerca de 18 mil personas.

El joven, de 29 años, viajó en febrero a Argentina ilusionado con una oportunidad laboral que le hizo incluso soñar con llevarse a su familia fuera del país, la noticia de la muerte de su esposa y sus dos hijos de 4 y 6 años le hicieron regresar.

Como Jhon Edison, otras 1.700 personas, 513 familias que vieron sepultar a 98 de sus seres queridos y que mantienen la angustia por once desaparecidos, reciben atención psicológica especializada en un plan que se ha establecido a cinco años.

Jorge Humberto González Betancur, secretario de Salud y de Desarrollo Comunitario del municipio, manifiesta preocupación por el incremento de problemáticas sociales como la violencia intrafamiliar, consumo de psicoactivos y deserción escolar.

A pesar de que ya en el municipio inició la construcción de 30 viviendas, donación de un grupo de empresarios en unión con el expresidente Álvaro Uribe Vélez, la comunidad reclama celeridad en la construcción de las otras 309 casas prometidas por el Gobierno Nacional.

La alcaldesa Olga Eugenia Osorio, recomendó tener paciencia y aseguró que el plan de infraestructura física se extiende hasta junio de 2016.

"Por la configuración geográfica del territorio, el municipio no tiene más para dónde crecer. Viven entre los peligros de los posibles deslizamientos por lo pendiente de las montañas y los tres afluentes que atraviesan el territorio", señaló la mandataria.

El plan de recuperación está valorado en 40 mil millones de pesos; ya han sido construidos 5 puentes peatonales sobre los 60 kilómetros que atraviesa la quebrada La Liboriana. El parque principal debe ser remodelado porque representa peligro al ser atravesado por otro afluente que lo agrietó años atrás.