Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Según Nodo Antioquia, 110 líderes renunciaron a su labor social por amenazas.
El alcalde de Ituango, Hernán Álvarez Uribe, también fue amenazado a través de llamadas intimidatorias.
Cortesía: Alcaldía de Ituango.

La Fundación Paz & Reconciliación (Pares) reveló un informe sobre la situación de orden público que se vive actualmente en el bajo Cauca antioqueño debido a que la zona es considerada como una de las más complejas en materia de seguridad, tras la dejación de armas por parte de las Farc.  

De acuerdo con el informe, en las últimas semanas se denunció que "grupos armados ilegales están haciendo censos en zonas rurales de Ituango con el objetivo de limitar la libre movilidad de la población". También revela que la tasa de homicidio es la más alta de los últimos cinco años

En lo que va corrido de este 2018, en Ituango se han presentado 41 homicidios, la tasa más alta desde 2012 según reveló el informe. "El proceso de paz trajo una tranquilidad de pocos meses al norte de Antioquia. Desde 2012 se vio una tendencia a la baja en el número de homicidios, llegando al punto más bajo en el 2016".  

Sin embargo, la Fundación advierte que desde finales de 2016 "en la zona se vive un proceso de reorganización criminal. Hoy, son varias estructuras las que se disputan metro a metro el poder en la zona". 

Ariel Ávila, codirector de la Fundación Paz & Reconciliación, aseguró que quienes están sembrando el terror en Ituango serían integrantes del "Clan del Golfo" y agregó que "es una llegada masiva de la organización criminal que han creado vendiendo franquicias a un combo de la antigua 'La Oficina de Envigado', de los Pachelly".  

La entidad aseguró que "el punto más crítico llegó en este primer semestre de 2018 donde se han reportado 41 homicidios y múltiples amenazas contra la población". 

Destaca el informe que las causas del incremento de dichas acciones violentas en esa región del país, están relacionadas con la expansión del Clan del Golfo o Autodefensas Gaitanistas de Colombia, la llegada de "Los Pachelly" desde Medellín y la emergencia de grupos desertores de las Farc.

La información recolectada en territorio indica que los hombres que están detrás de la expansión del "Clan del Golfo" son los desertores de las Farc alias ‘Carnitas’ y ‘Jeringa’

"Hay panfletos, amenazas, toques de queda en algunas zonas rurales y un incremento a alarmante en el número de homicidios", precisó Ávila.

 

La crisis en Tarazá 

RCN Radio y La FM conocieron las advertencias de la alcaldesa del municipio de Tarazá, Gladis Miguel Vides, quien aseguró que hay una fuerte crisis en materia de seguridad en esa población.  

La funcionaria denunció que hay una ola de violencia que está afectando al bajo Cauca antioqueño, tras el aumento de asesinatos y amenazas este año. "Tenemos mucha ola de violencia taraza y llevamos unos 78 homicidios, nos han matado líderes sociales, ha habido muchos asesinatos", indicó.

Vides aseguró que esta situación ha desencadenado un aumento en los casos de desplazamiento forzado y agregó que "más de 1300 personas se han ido de Tarazá hacia Medellín y otras ciudades del país".

La Alcaldesa del municipio de Tarazá sostuvo que en su territorio hay presencia del Eln, las disidencias de las Farc, integrantes del Clan del Golfo y una nueva organización criminal autodenominada 'Virgilio Peralta', por lo que hizo un llamado al Gobierno entrante para que "no abandone el proceso de paz y continúe la implementación de los acuerdos".  

 

Aumento de cultivos ilícitos en la región 

La Fundación Pares, aseguró que alias ‘Carnitas’ después de abandonar el proceso de paz, "tomó el control de las veredas Pascuitá, El Cedral y la Hundida, además de los corregimientos de El Aro y Santa Rita".

De la misma manera se pudo establecer que durante el 2017, 'Carnitas’ y ‘Jeringa’ "facilitaron la compra de droga a "Los Pachelly" y que trabajaron en una alianza con esta banda integrada al Cartel del Norte del Valle de Aburrá, que venía ingresando al norte del departamento de Antioquia para gestionar actividades netamente relacionadas con el narcotráfico". 

El fantasma de las Farc 

Pese a la dejación de armas por parte de la guerrilla de las Farc, Pares denunció que "en los últimos meses se ha conocido de la aparición de alias “Cabuyo”, otro exintegrante que se estaría rearmando para liderar una estructura que las autoridades llaman “disidencias del Frente 36". 

La Fundación advirtió que no todos sus integrantes son exguerrilleros, ya que también hay miembros de la delincuencia común que se han sumado a las actividades de alias “Cabuyo” en función de capturar rentas del narcotráfico". 

Fuente

Sistema integrado de información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.