El racionamiento se presenta desde hace 6 días en 3 sectores del corregimiento de San Cristóbal y 6 barrios de la comuna 13 de Medellín, debido a la  disminución en un 40 por ciento de los niveles de la quebrada La Iguaná por el fenómeno de El Niño.

Algunos de los habitantes del barrio Pedregal Alto, de San Cristóbal, manifestaron que todas sus actividades se ven afectadas por las interrupciones de agua. Jonathan Castrillón dijo que la ola de calor y la falta del líquido está afectando a niños y animales.

Según Paola Areiza, administradora de uno de los edificios de Pedregal Alto, la escasez del líquido no es el único problema, cuando el agua retorna la presión causa daños en las tuberías de los hogares.

Una de las mayores inconformidades de los habitantes de algunos sectores de San Cristóbal es la falta de información que han recibido con respecto a la problemática, así lo confirmó Jennifer González, quien manifestó que no sabía que la escasez del agua era producto de los bajos niveles de la quebrada La Iguaná.

De acuerdo con el gerente de Provisión de Agua de EPM, Jorge William Ramírez, el restablecimiento del nivel de la quebrada depende de la llegada de las lluvias, mientras esto sucede, la interrupción del servicio de agua en estos sectores continuará.

En las últimas horas, a través de un comunicado de prensa, el Grupo  EPM informó que en el sector de La Cascada, corregimiento de Santa Elena y 9 barrios del Oriente de la ciudad, iniciaron las interrupciones programadas del servicio de acueducto en “horario no efectivo”; es decir, desde las 12 de la noche a 4 de la mañana.