El mismo rector general de la Universidad Pontifica Bolivariana, Julio Jairo Ceballos Sepúlveda, ofreció perdón a la comunidad educativa que se sintió afectada por la publicación de un manual de vestuario en un blog, donde se sugería no usar minifaldas ni prendas cortas para evitar distraer a los profesores y compañeros.

Luego de las protestas estudiantiles y la indignación entre varios movimientos de mujeres, el rector de la UPB reconoció que la persona que escribió el manual no midió las consecuencias. Al ofrecer disculpas en nombre del claustro, el rector explicó que el mensaje no tenía intenciones machistas ni discriminatorias.

El rector aseguró que "en ningún momento se buscó un tono de machismo, eso no va con nosotros. La universidad y su rectoría general piden disculpas a las personas que se hayan sentido afectadas o agredidas, esto es una oportunidad que tenemos de reflexionar todos".

La universidad ratificó que el manual de vestuario no es una directriz ni un texto de carácter obligatorio, por lo que esta pieza ya fue desmontada de internet.

Hombres y mujeres,  estudiantes de la UPB, asistieron a clases con faldas y short, para rechazar la recomendación que hizo la institución, en la que se pide a las mujeres evitar usar “escotes profundos, faldas cortas o ropa muy ajustada al cuerpo” para  que los profesores no “se distraigan”.

 

Los universitarios consideraron que la sugerencia atentó contra la libre expresión. Por eso, promovieron a través de redes sociales, el #UPBEnFalda y #UPBMachista, que ha sido tendencia en Twitter en el país.