Pese a que se presentaron 302 riñas en Medellín, durante el triunfo de Atlético Nacional en la Liga Águila I, la reducción en un 32% de estas peleas, con respecto al año anterior que hubo 448, y cero homicidios relaciones con esta fiesta del fútbol, la Policía Metropolitana dio un balance positivo y calificó como “muy bueno”, el comportamiento de los ciudadanos. El subcomandante de la Policía Metropolitana, Coronel Juan Carlos Rodríguez Acosta, reiteró que no hubo homicidios relaciones con la fiesta del fútbol, ni con la celebración del Día del Padre. En la línea de atención de emergencias 123, se atendieron en total 3.823 llamadas. Sin embargo, en la noche del domingo, hubo doce personas heridas por las riñas, lo que representó un incremento, pues el año pasado, hubo siete heridos. El coronel Rodríguez Acosta, confirmó que al Estadio Atanasio Girardot, asistieron cerca de 44.000 personas, dentro de las instalaciones del escenario deportivo, no hubo hechos de violencia que comprometieron la seguridad de los hinchas. En el estadio y sus alrededores, cerca mil hombres uniformados de la Policía prestaron asistencia y vigilancia, además, se desplegó un plan de control en diferentes sectores de la ciudad, para evitar enfrentamientos violentos.