Con un refuerzo policial, las autoridades metropolitanas garantizarán la seguridad del alcalde de Medellín, Federico Gutiérrez, luego que se conociera de un supuesto plan para atentar contra su vida.

El comandante del distrito seis de la Policía, general Humberto Guatibonza, señaló que aunque la intención de atentar contra el mandatario se conoce más de 20 días después de la denuncia formal, las autoridades han mantenido un esquema férreo desde el mismo momento de la posesión.

Según había señalado el propio alcalde de Medellín, en enero se realizó una reunión entre delincuentes en un hotel del centro de la ciudad, para organizar grupos, conseguir armas y bombas molotov, para impedir acciones de la administración municipal en procura de la recuperación del centro.

Gutiérrez señaló que las bandas delincuenciales que podrían estar detrás de las intenciones de atentar contra su vida, pueden ser de sectores como Castilla, en la comuna 5, Robledo en la comuna 7 y La Candelaria en la comuna 10, donde se han intensificado las operaciones de las autoridades.