Cargando contenido

Las autoridades determinaron que el establecimiento incumplió el Artículo 93 Numeral 14 del Código de Policía.

Restaurante Taquino
Restaurante Taquino
Foto RCN Radio

La Policía Metropolitana impuso una multa al restaurante Taquino de El Poblado, al considerar como un comportamiento discriminatorio el que se tuvo por parte de los empleados del establecimiento hacia don José, un artista callejero, a quien no se le permitió almorzar en el lugar.

Este acto discriminatorio quedó registrado en video y posteriormente se hizo viral en redes sociales, despertando la indignación por parte de algunos usuarios.

Según un oficio conocido por RCN Radio, el comandante de la Estación Poblado, capitán Carlos Andrés Galvis, le solicitó a la Inspección de Policía 14A que notifique al restaurante sobre la conducta que se determina como una violación al Código de Policía.

En le artículo 93 numeral 14 se la norma se prohíbe “limitar o vetar el acceso a lugares abiertos al público o eventos públicos a personas en razón de su raza, sexo, orientación sexual, identidad de género, condición social o económica o por otros motivos discriminatorios".

Comparendo a restaurante Taquino
RCN Radio

Por esta razón se le impuso al establecimiento un comparendo Tipo 4, que comprende 32 salarios mínimos diarios legales vigentes, que en la actualidad equivale a $833.324.

Además los responsables del restaurante se podrían enfrentar al cierre temporal del negocio.

Este procedimiento no lo pudo notificar directamente la Policía ya que, una vez conoció el caso y se dirigió al restaurante, éste se encontraba cerrado.

Ofrecen trabajo a don José

Entretanto el secretario de Inclusión Social de Medellín, Luis Bernardo Vélez, confirmó que contactarán a don José para capacitarlo en una labor que le guste y posteriormente buscarle un trabajo con ayuda del sector privado.

En los videos que circulan en redes sociales se observa cómo una pareja de comensales invita a almorzar a don José, quien había cantado 'Mamá Vieja' para ganarse algunas monedas en el restaurante.

Sin embargo, la administración no permitió que el señor se quedara en el lugar, argumentando el derecho de admisión.

La Alcaldía aseguró que falta una reglamentación más clara sobre las políticas de admisión en los establecimientos abiertos al público, pero también se hizo un llamado para que no se estigmatice al restaurante, sino que el hecho sirva para reflexionar como sociedad.

Encuentre más contenidos

Fin del contenido