650 personas regresaron a sus viviendas luego de más de un mes de ser desplazados.

Desplazados Cáceres
El Ejército desplazó a 1.030 de sus hombres para retomar el control de la zona.
Gobernación de Antioquia

En la cabecera municipal de Cáceres, Bajo Cauca antioqueño 1.580 pobladores habían abandonado sus hogares por los hostigamientos y amenazas de grupos armados como Clan del Golfo, Los Caparrapos y la guerrilla del ELN.

Según la Gobernación de Antioquia, el retorno de 650 personas ha sido posible debido a las garantías de seguridad que ha brindado el Ejército en la zona, por lo que el 40 por ciento regresó a los sectores La Porcelana, La Raya, Astilleros, Bejuquillo y Corrales en la vereda Anará.

Sin embargo, las poblaciones indígenas son las que se niegan al retorno, pues son las más temerosas por la presencia de los grupos armados. Sobre todo porque la semana pasada asesinaron a Julio Urango, líder de la comunidad Senú Tigre Dos de Caucasia, reconoció la secretaria de Gobierno de Antioquia, Victoria Eugenia Ramírez.

Las autoridades les han brindado a las familias el transporte y víveres para que puedan solventar la alimentación en sus primeros días de regreso a sus hogares.

De todos modos, continúan las labores de inteligencia y la presencia de la Policía y el Ejército para capturar a los integrantes de los grupos armados que causan la zozobra en esa zona del Bajo Cauca antioqueño.

Fuente

Encuentre más contenidos

Fin del contenido