La creciente súbita del río La Miel tiene en alerta roja a las localidades de Montebello, en el Suroeste, y Abejorral y Sonsón en el Oriente de Antioquia.

La alarma la lanzó el Departamento Administrativo de Gestión del Riesgo (Dapard) al detectar el incremento de los niveles de ese afluente a causa de las fuertes lluvias que se registran en esas zonas.

De hecho, el mayor riesgo lo tienen unas 3.000 personas en el corregimiento San Miguel, que históricamente se ha inundado debido a los desbordamientos del río La Miel.

Por lo que el alcalde de Sonsón, Obed Zuluaga, reclamó al Dapard y la Gobernación de Antioquia no sólo las alertas sino los recursos para hacer las obras de mitigación y no esperar a que haya una emergencia para actuar ante este riesgo inminente.

En todo el departamento, 66 municipios mantienen en alertas naranjas y amarillas por riesgos de deslizamientos e inundaciones producto de la segunda temporada invernal.