Un grupo de delincuentes ingresó a un local del barrio El Poblado, sur de Medellín, y hurtó un reloj Rolex avaluado en cerca de 4 millones de pesos, informaron las autoridades.

Según las primeras investigaciones, este hurto haría parte de una nueva modalidad en la que los delincuentes ingresan a restaurantes costosos y les roban a los clientes relojes, joyas y dinero en efectivo.

El comandante de la Policía Metropolitana, General José Gerardo Acevedo, manifestó que ya se alertó a los comerciantes de El Poblado y a los uniformados del cuadrante para evitar este tipo de robos.

"Es una nueva modalidad de los delincuentes, que hemos detectado en El Poblado. Hicimos reuniones con los empresarios y los policías para extremar las medida de seguridad. Ellos entran a restaurantes o sitios de lujo y roban los elementos de valor", explicó el alto oficial.

Uno de los robos más grandes ocurrió en noviembre del año anterior, cuando al menos 130 relojes  fueron hurtados de una joyería del Centro Comercial Santafé en el barrio El Poblado de Medellín. Cada reloj costaría entre un millón y medio y 25 millones de pesos.

En el primer semestre del año, en Medellín se denunciaron 5 mil 100 casos por el delito de hurto a personas, mientras que mil fueron por el robo a establecimientos abiertos al público.