Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

fjbernal
Hidroituango.
Presidente Santo sobrevolando la zona de Hidroituango hace unas semanas.
Foto: Presidencia de la República.

El presidente Juan Manuel Santos sobrevoló las obras de Hidroituango, Antioquia, donde se trabaja las 24 horas para alcanzar los 410 metros de cota de la presa y evitar que se desencadene una avenida torrencial en los municipios aguas abajo del río Cauca.

Santos sostuvo que los ingenieros del Ejército le informaron que "aquí se ha hecho todo bien" para lograr que mañana miércoles se alcance la cota 410 de la presa, es decir, que sea segura para contener el río Cauca

El mandatario destacó que este trabajo de las autoridades locales y las más de 1.700 personas de la Unidad de Gestión del Riesgo ha permitido evitar víctimas mortales y personas desparecidas por la emergencia en la zona, a pesar de que han obligado a evacuar a cerca de 25.000 personas en Puerto Valdivia, Puerto Antioquia, Cáceres y Tarazá. 

Así mismo, precisó que con el alcance de la cota 410 se disminuye el riesgo de avalancha por un eventual rompimiento de la presa, pero se mantienen las alertas porque queda un riesgo de creciente del río Cauca. 

El mandatario saludó a los obreros que están en la megaobra y lideró la reunión en el Puesto de Mando Unificado (PMU) en Ituango, junto al alcalde de Medellín, Federico Gutiérrez; el gerente del Grupo EPM, Jorge Londoño de la Cuesta; el director de la Unidad Nacional de Gestión del Riesgo, Carlos Iván Márquez, y otras autoridades. 

Ni las tres emergencias registradas la última semana en Puerto Valdivia han impedido que los habitantes afectados sigan retornando a sus hogares, bien sea para cuidar el ganado, los animales domésticos o cualquier elemento de valor en las viviendas, que cada día se  ve más afectada por la fuerza del río Cauca.

El capitán René Bolívar, coordinador del Área de Manejo de Desastres del Dapard, confirmó que 300 habitantes aun se rehúsan a salir de la zona de tragedia en el corregimiento donde se presenta un leve aumento en el caudal del río. El funcionario explicó que por el fuerte arraigo cultural de la zona, es difícil persuadir a los habitantes para que salgan de las casas

“Acá en Puerto Valdivia estamos hablando de unas 300 personas. Son muchas todavía que están por ahí. A veces se nos devuelven hasta para hacer el almuerzo. Estamos haciendo lo humanamente posible para concientizar a estas comunidades para que se regresen”, dijo el capitán.

Las personas que se rehúsan a salir están ubicadas en un sector conocido como El Quince. Varios mineros de la zona tampoco han salido del margen del río Cauca, pues creen que con las inundaciones es más fácil conseguir oro en las aguas de la afluente.

Por su parte, la gobernación de Antioquia dispondrá un equipo especializado de veterinarios para tratar a los animales que han sido abandonados por sus amos en Puerto Valdivia. En los albergues para damnificados hay estrictos controles sanitarios y se prohíbe el ingreso de mascotas por precaución. 

En este momento se mantiene la alerta roja en los tres municipios aguas abajo de la presa, pues ante una eventual avenida torrencial llegaría en 48 minutos a Puerto Valdivia, dos horas a Puerto Antioquia y a las cabeceras municipales de Cáceres y Tarazá en dos horas y diez minutos.
 

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.