Las autoridades acordaron varios cronogramas para dar solución a muchas problemáticas.

La comunidad y la Gobernación de Chocó llegaron a acuerdos para levantar el paro cívico que persistía en Unguía por la deficiencia en el servicio de energía, que hoy tiene a oscuras al municipio desde hace una semana.

Acompañado de los comandantes de la Fuerza Pública y sus secretarios de despacho, el gobernador Jhoany Carlos Palacios, se reunió durante varias horas con los líderes del comité cívico y la población para acordar unos cronogramas para dar solución puntual a las peticiones en educativa, de alimentación escolar, acueducto, salud y fluido eléctrico.

Estos acuerdos permitieron que el comercio reabriera y el transporte retornara a su normalidad, ya que todo el municipio llevaba varios días paralizado en señal de protesta.

El padre Aurelio Moncada, párroco de la localidad y quien fue garante de las negociaciones, aseguró que la comunidad está más tranquila, porque el gerente de la empresa de energía sostuvo que se adelanta las pruebas con las plantas para que entre hoy y mañana se restablezca el servicio.

A pesar de estos acuerdos, las autoridades adelantarán las investigaciones para identificar a las personas que causaron los desmanes el pasado viernes 16 de febrero en Ungía, donde quemaron el Palacio Municipal, la sede de la empresa de servicios públicos y varios vehículos de la Unidad de Gestión del Riesgo.

De todos modos, una comisión integrada por la Gobernación de Chocó, el comité cívico y la comunidad de Unguía se reunirá el 28 de febrero en Bogotá con representantes del Ministerio de Hacienda y el gerente de Todos Somos Pazcífico para la creación de un proyecto que brinde la interconexión eléctrica al municipio.

Encuentre más contenidos

Fin del contenido