Siete semanas duró el paro de estudiantes del Politécnico Colombiano Jaime Isaza Cadavid, con el que esperaban presionar a las directivas y a la Gobernación  para que asumieran la totalidad de los recursos con los que se subsane el déficit que vive la Institución.

Adrian Giraldo, representante estudiantil explicó que volverán a las aulas con la promesa de garantías que permitan la finalización del semestre y la creación de mesas de trabajo.

El rector de la institución, Jhon Fernando Escobar celebró la decisión de los estudiantes que se unieron a los de Ingeniería, recordemos que esta facultad regresó a clases la semana pasada. Escobar aseguró que el Politécnico tiene recursos para extender los contratos de los profesores de cátedra hasta el 15 de julio.

Luego de 51 días en paro, daños a la infraestructura del plantel y pérdidas superiores a los 2.500 millones de pesos, los estudiantes del Poli regresan a clases con la única certeza de que continúa vigente la medida del alza en las matrículas para los estudiantes nuevos.