Las rutas 261, 263 y 280, que recorren el Noroccidente de Medellín, funcionan hoy con normalidad, luego del cese de actividades de los conductores por el cobro recurrente de extorsiones por parte de combos delincuenciales,  que paralizó a  cerca de 44 buses.


En operativos realizados en las últimas horas por la Policía y el Gaula, fue capturado un hombre en flagrancia mientras cobraba la vacuna a uno de los transportadores.


"La policía está en el sector hablando con los transportadores para conocer los hechos directamente, lo importante es que se atrevieron a denunciar, solamente 6 conductores dicen que por temor no van a prestar el servicio, pero los otros vehículos lo están haciendo normalmente" afirmó  el secretario de Seguridad de Medellín, Gustavo Villegas.


Pese a que las denuncias de la comunidad apuntan a que el combo delincuencial “Los Machacos” estaría a cargo de los cobros extorsivos, el secretario de Seguridad dijo que se investiga quienes serían los responsables.


Las autoridades afirmaron que de ser necesario, enviarán grupos especiales para controlar la situación y evitar que los combos delincuenciales se apoderen de las rutas de transporte público en este sector de la ciudad.