Al cumplir dos años de gestión, líderes de opinión de Medellín hacen un balance de la alcaldía de Federico Gutiérrez Zuluaga. Seguridad es, sin duda, el tema más neurálgico. Sumado al escándalo que desató la captura del secretario de Seguridad, Gustavo Villegas, investigado por sus presuntos nexos con bandas criminales. Pese a los duros golpes que se le dio a las bandas criminales, como la captura de Juan Carlos Mesa Valle alias "Tom", el más buscado de  la ciudad,  se confirmó que 577 personas fueron asesinadas en los últimos 12 meses, 33 casos más que en el 2016. El director de la Corporación para la Paz y el Desarrollo Social (Corpades) Luis Fernando Quijano, defendió la gestión del mandatario en el tema de seguridad y sus esfuerzos para capturar cabecillas, al considerar que la criminalidad va más allá del alcalde de turno. Dijo que se requiere mejor inteligencia. En contraste, la concejal del Polo Democrático, Luz María Múnera, cuestionó la inversión tan alta en seguridad y los resultados tan pobres en la reducción de la criminalidad. Criticó la falta de campañas integrales en los hogares y escuelas. Se trata del segundo aumento consecutivo de los homicidios durante la actual administración del alcalde Federico Gutiérrez, pues en el 2016 fueron asesinadas 534 personas. La ciudad no tenía aumento de homicidios desde el año 2010.