Cargando contenido

La falta del afluente tiene con desabastecimiento y confinamiento a nueve comunidades rurales de Murindó.

Sequía del río Murindó
OIA

La sequía del río Murindó tiene al borde de un desplazamiento masivo a más de 1.600 indígenas y pobladores afrodescendientes de las comunidades apartadas en el Urabá antioqueño.

Según se evidencia en varias imágenes, el lecho del afluente se secó desde hace días y la falta de lluvias impide la reactivación de su caudal, por lo que hay una crisis sanitaria en los resguardos indígenas de Guagua, Isla, Coredó y Bachidubi, así como en las poblaciones negras de Canal, Murindó Viejo, Pital, No hay como Dios y Bartolo.

Esta sequía del río también tiene con desabastecimiento a esa población, pues no hay por donde transportar alimentos desde otras regiones. Esta situación al parecer ocasionó que muriera hace unos días una menor indígena.

El consejero de la Organización Indígena de Antioquia y representante de las comunidades Embera Eyábida de Murindó, Alberto Siniguí Cuñapa, aseguró que hay una crisis sanitaria porque no hay agua para el consumo, tampoco para lavar la ropa ni para bañarse.

Ante esta situación, los pobladores podrían desplazarse a la cabecera municipal desde este mismo martes si no hay una solución frente a la grave crisis que están atravesando.

"Ahí están afectados tanto las comunidades indígenas como las comunidades negras, aproximadamente 1.600 habitantes. No hay agua para el consumo humano ni para lavar la ropa, ni para bañarse. Si esto demora más les va a tocar desplazarse de las comunidades", agregó.

Lea también: Sequía del río Murindó mantiene a más de mil habitantes incomunicados

Antecediendo esta situación, la Organización Indígena de Antioquia había enviado una solicitud a la Corporación Autónoma de Urabá para que se adelantara el dragado del río Murindó y evitar la falta de agua para las comunidades, sin que hasta haya una respuesta.

Las comunidades indígenas y afrodescendientes piden urgentemente a la Gobernación de Antioquia, que tome alguna acción que los saque de esta crisis sanitaria y evite el desplazamiento masivo, porque las consecuencias sociales serían aún más complicadas.

La gerente Indígena de Antioquia, Llanedt Martínez, sostuvo que ya convocó para este martes una reunión con el alcalde de Murindó, Jorge Eliécer Maturana y los representantes de Corpourabá, para buscar una solución a estas dificultades en la zona.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido